Un poco de historia

historia-termografia2Fue en el año 1800 cuando Sir William Herschel, de manera accidental, mientras experimentaba con diferentes lentes para sus observaciones de astronomía, descubrió la radiación infrarroja al hacer pasar la luz solar por un prisma y colocar un termómetro con el bulbo ennegrecido en cada color y ver que la temperatura se incrementaba gradualmente desde el violeta al rojo.

Herschel, al mover el termómetro a la región oscura, sin luz (más allá del rojo visible) vió que la temperatura seguía incrementándose y denominó a esta nueva región del espectro “espectro termométrico”, en ocasiones “calor oscuro” y hasta “rayos invisibles”.

historia-termografia1El desarrollo de la técnica tomó más impulso por sus aplicaciones militares, pues la capacidad de detectar al enemigo en la oscuridad y a distancia era una gran ventaja en la primera y segunda guerra mundial. Y tuvimos que esperar a los años 50 para que la ciencia y la industria civil dispusieran de dispositivos de imágenes térmicas de utilidad para sus necesidades, y hasta nuestros días que hasta en un teléfono podemos disponer de una imagen térmica de 30×30 pixeles. En España, fue el Instituto de la Construcción Eduardo Torroja el primero en disponer de un dispositivo de captación de radiación infrarroja.

Hoy en día, las ventajas de esta técnica (1. medida de temperatura sin contacto, a distancia del objeto, 2. Medida de temperatura  actual y 3. Imagen bidimensional del objeto medido) hacen de estos equipos, las cámaras termográficas, herramientas indispensables para desarrollar con éxito y profesionalidad muchos trabajos críticos.

historia3A su vez, las cámaras van evolucionando rápidamente y facilitan el trabajo del operario. Son muy ergonómicas, cuentan con menús intuitivos para manejarlos e incluso se conectan con nuestros teléfonos móviles. Estos avances, positivos siempre, están indirectamente causando un único inconveniente y es que el usuario tiende a no formarse en el correcto manejo de estos equipos y la interpretación de las imágenes obtenidas.

Desde Aetir queremos incidir en la importancia de una correcta formación de los usuarios de cámaras termográficas. Sólo un termógrafo con un buen equipo y una correcta formación será capaz de realizar un informe de inspección profesional.